17/02/2012 – ¿Cómo te afecta la reforma laboral? (2)

Las claves de la reforma laboral

Abaratamiento del despido

Las claves de la nueva normativa fueron ratificadas por el Consejo de Ministros y entró en vigor tras su publicación en el BOE el pasado sábado. El primer punto y más polémico es el que atañe a las indemnizaciones por despido. En el caso de extinción del contrato indefinido, será de 20 días por año trabajado en caso de despido procedente por causas objetivas, con un máximo de 12 mensualidades. Podrá aplicarse cuando existan pérdidas actuales o previsión de tenerlas y cuando la compañía tenga una disminución de ingresos durante tres trimestres consecutivos. En los despidos improcedentes, se rebaja la actual indemnización de 45 días por año a 33 días con con un máximo de 24 mensualidades (hasta ahora eran 42). Ambas modificaciones no tendrán efectos retroactivos y entrarán en vigor en el momento en que se implante el Decreto Ley.

En otro punto, los directivos de entidades financieras que hayan sido apartados de su cargo mediante un expediente disciplinario no tendrán derecho a percibir indemnización. Además, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea se limitan las indemnizaciones por cese de actividad de estos directivos, no pudiendo superar la menor de las siguientes cuantías: dos años de remuneración fija o dos veces las bases máximas resultantes de los límites fijados por el Gobierno hace una semana.

Las sentencias sobre Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) no podrán ser recurridas ante el Tribunal Supremo cuando afecten a menos de 50 trabajadores. Se suprime la posibilidad de presentar recursos de súplica por despidos colectivos y desaparece la posibilidad de recurrir en casación ante el TS ‘las sentencias dictadas en relación con expedientes de regulación de empleo, de extinción de contratos de trabajo, suspensión del contrato o reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, cualquiera que sea la cuantía, cuando afecten a menos de cincuenta trabajadores.

Por otra parte, las empresas en beneficios que quieran reducir plantilla entre los trabajadores mayores de 50 años con cargo a sus recursos propios no tendrán que cumplir con el requisito de que el despido afecte a un mínimo de 100 trabajadores en un período de tres años. Además, detalla el modelo de cálculo de la fianza que deberán consignar estas empresas en el Tesoro Público para afrontar el pago de las cotizaciones sociales de los trabajadores afectados por el despido.

La reforma acaba también con la exclusividad que hasta ahora tenían los representantes de los trabajadores ante un proceso de despido colectivo y que impedía que fueran echados los primeros. A partir de ahora, los trabajadores con cargas familiares, los mayores de determinada edad o las personas con discapacidad también tendrán prioridades de permanencia en la empresa si así se pacta en el convenio.

TENGO UN CONTRATO FIJO. SI ME DESPIDEN, ¿QUÉ PASA AHORA CON MI INDEMNIZACIÓN?

Te pagarían 45 días por año trabajado hasta el momento de la entrada en vigor de la reforma laboral, y después, bajaría a 33 días. Si por ejemplo has estado trabajando dos años antes de la reforma y otro más después, te corresponderían 123 días de indemnización.

¿CUÁL ES EL MÁXIMO DE INDEMNIZACIÓN QUE PUEDO RECIBIR?

Con la actual reforma laboral, el máximo son 720 días, es decir, 24 mensualidades. Si por ejemplo, tu sueldo es de 1.000 euros al mes, el máximo de indemnización que podrías recibir es de 24.000 euros, lleves trabajando en esa empresa 20 años o 50. Pero si empezaste a trabajar en tu empresa antes de la reforma laboral la cosa cambia. Como hemos dicho anteriormente, se te contabilizarían 45 días por año trabajado hasta el momento de entrada en vigor de la reforma y, a partir de ahí, serían 33. Pero el límite de 24 mensualidades no se te aplicaría en este caso, tu límite seguirían siendo de 42.

¿PUEDEN DESPEDIRME SIN INDEMNIZACIÓN?

Existen dos casos en los que puede hacerse. Por absentismo laboral y con un nuevo modelo de contrato, el indefinido con un año de prueba para empresas con menos de 50 empleados. Dentro de ese año, pueden despedirte sin previo aviso y sin indemnización.

MI EMPRESA NO HA CUMPLIDO LOS OBJETIVOS MARCADOS, ¿PUEDEN ECHARME?

Sí, podrían echarte pagándote 20 días por año trabajado. Aunque tu empresa tenga beneficios, si tiene los mismos que el ejercicio anterior o menos, podría despedir a un número de empleados proporcional a las pérdidas que ha tenido.

Absentismo laboral

Con el fin de justificar más fácilmente el despido, el absentismo laboral del trabajador deja de estar vinculado al que haya establecido para el conjunto de la plantilla. Se eliminan una de las condiciones que permitían el despido objetivo, que determinaba que este se podría llevar a cabo ‘siempre que el índice de absentismo total de la plantilla del centro de trabajo supere el 2,5% en los mismos periodos de tiempo’. De ello se deduce que bastará con que un trabajador falte de forma justificada más de un 20% de las jornadas a su trabajo durante dos meses o un 25% en cuatro meses para poder despedirle.

NO ME HA QUEDADO CLARO… ¿CUÁNTO PUEDO PONERME MALO?

Según la nueva reforma, la empresa puede despedirte de manera objetiva (es decir, sin derecho a indemnización) si faltas al trabajo de manera JUSTIFICADA E INTERMITENTE el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos en un plazo de doce meses.

Contratación de jóvenes

La reforma laboral quiere fomentar la contratación indefinida de los jóvenes menores de 30 años con hasta 3.600 euros, mientras que para los parados de larga duración la cifra será de hasta 4.500 euros.

Por otro lado, los trabajadores de más de un de un año de antigüedad tendrán derecho a 20 horas anuales de formación retribuidas, siempre que el contenido de esos cursos esté vinculado al puesto de trabajo. Además, se creará un registro donde se recogerá la formación que ha recibido el trabajador a lo largo de su vida. Así, se exige que el empresario, cuando lleve a cabo una modificación técnica a la que se deba adaptar el trabajador, le ofrezca un curso para que pueda formarse.

Nuevo tipos de contrato

Entre las medidas aprobadas para el fomento de la contratación indefinida, el Gobierno ha establecido el límite para los encadenamientos de contratos temporales en 24 meses a partir del año 2013. Además se impulsan los contratos a tiempo parcial de carácter indefinido, flexibilizando las horas de trabajo. Las empresas de trabajo temporal ‘serán colaboradoras con los servicios públicos de empleo en su afán de facilitar un puesto de trabajo’, según reza el texto de la reforma.

Por lo que respecta a los contratos para la formación y el aprendizaje, se estipula en 30 años la edad máxima para su acceso hasta que la tasa de paro no baje del 15%, cuando ahora supera el 20%. Tras agotar un periodo de formación en una actividad, el trabajador afectado podrá utilizar esta modalidad de contrato en otros sectores.

Además, el Gobierno ha anunciado que por primera vez se regulará la actividad del teletrabajo, aunque sin concretar en qué condiciones ni bajo qué normativa.

MI JEFE QUIERE BAJARME EL SUELDO, ¿PUEDO HACER ALGO?

Si existen ‘probadas’ razones económicas, técnicas, organizativas o de producción… no. Además, también tiene derecho a cambiarte el horario y las funciones a realizar. Siempre te queda acudir a los tribunales de lo social o rescindir tu contrato pero si lo haces sólo recibirás una indemnización de 20 días por año trabajado.

Convenios

En cuanto a los convenios, la principal novedad es que tendrán prioridad sobre los de carácter sectorial, ante la posibilidad real de no aplicar el convenio colectivo en momentos de crisis económica. Su prórroga máxima alcanzará los dos años como tope máximo.

Los empresarios que atravieses dificultades económicas podrán desvincularse del convenio que regule su sector y decidir las nuevas condiciones de trabajo. En caso de no llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores, podrán acudir a la Comisión Consultiva de convenios Colectivos para su resolución.

Prestaciones por desempleo

Otro aspecto que se debe destacar en esta reforma laboral recién aprobada es que no se modifican las prestaciones por desempleo, que quedan como hasta ahora. La única novedad será la adopción de medidas para evitar el fraude entre las personas que la cobren de manera injusta.

En referencia a la movilidad laboral, se facilita la adaptación de las condiciones laborales a la realidad de la empresa a través de tres medidas expresadas en el nuevo texto legal: la modificación de las funciones de los empleados según las necesidades de las empresas, la variación de la jornada de trabajo y simplificación de los trámites y el establecimiento de incentivos para la reducción de la jornada laboral o la suspensión temporal del contrato, ante situaciones de disminución de la demanda.

Permiso por maternidad

El Gobierno ha suprimido los incentivos existentes para los contratos por reincorporación de las mujeres tras el permiso por maternidad. Decimos adiós a las bonificaciones mensuales de las cuotas empresariales a la Seguridad Social para los contratos indefinidos de las mujeres que regresan a su puesto de trabajo tras la maternidad o una excedencia por cuidado de hijos. Los empresarios tenían derecho a un descuento anual de 1.200 euros, 100 euros al mes, durante los 4 años siguientes a la reincorporación.

En otro orden de cosas, el Gobierno abre la puerta a una rebaja salarial generalizada permitiendo a los empresarios modificar el sueldo de sus trabajadores sin previo acuerdo: ‘La dirección de la empresa podrá acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Se consideraran tales las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa’, según leemos en el B.O.E.

CON TODOS ESTOS CAMBIOS, ¿PODRÍA IR A LA HUELGA?

Sí, la huelga es un derecho que sigue contemplándose en esta reforma. No se considera ausencia injustificada por lo que tu puesto de trabajo no peligraría.

C.de Pedro, MSN

Esta entrada fue publicada en UEA Informa. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.